Fútbol violento: amenazas en Boca y Central

Fútbol violento: amenazas en Boca y Central

En las últimas horas dos nuevos hechos de violencia mancharon la pelota. En la Bombonera la barra mostró una bandera y después aparecieron pintadas asegurando que si el clásico con River no se juega con público visitante habrá “balas”. En Rosario amenazaron de muerte a los jugadores canallas si no “ganan” el partido con Newell’s.

Unos piden poder entrar a un partido, otros exigen ganar, pero ambos con el mismo modus operandi: pintadas amenazantes de cara a los dos clásicos más calientes del futbol argentino. Por el lado de Boca, las intimidaciones comenzaron el domingo en el partido que el equipo de Carlos Bianchi le ganó a Racing en la Bombonera, en donde la barra mostró una bandera con la inscripción “Sin visitante, Boca RiBer no se juega”. Dos días después aparecieron pintadas en los alrededores del estadio asegurando que “si no hay acuerdo habrá balas en La Boca”.

El mensaje es claro: la barra Xeneize no quiere quedarse afuera del clásico frente a los Millonarios y presionan para que la AFA disponga dar marcha atrás con la medida que prohíbe el ingreso de público visitante a los estadios. La amenaza se da además, como agravante, en medio de una feroz interna en La 12, donde los grupos encabezados por Rafael Di Zeo y Mauro Martín se disputan el liderazgo de la tribuna.

Por el lado de Rosario Central, la amenaza no fue para conseguir entradas (ya que el clásico se jugará en el Gigante de Arroyito, aunque sí se esperan presiones de la barra leprosa). Las intimidaciones de muerte, en este caso, fueron para el propio plantel canalla también con pintadas en las inmediaciones del estadio. “Jugadores mercenarios, su vida vale menos que Central. Ganen el clásico o mueren”, fue una de las frases estampadas cerca de la cancha.

El problema de cara al partido con Newell’s es la crisis futbolística que vive el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo, que tras lograr el ascenso no tuvo un buen inicio de torneo y está otra vez en zona de descenso directo. Desde la dirigencia creen que las escrituras no tienen que ver con la barra sino con grupos opositores en un año donde los socios deben elegir autoridades.

SE PASAN LA PELOTA
Ayer el vicepresidente de la AFA, Luis Segura, afirmó que “sería ideal que vuelvan los hinchas visitantes a las canchas, porque los problemas de seguridad no pasan precisamente por ellos” pero que los clubes “no son responsables de garantizar la seguridad en el fútbol, sino que eso es resorte absoluto de los organismos asignados para esa función”.

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, pareció responderle y derivar el tema: “El regreso del público visitante depende de la AFA”, afirmó en declaraciones periodísticas tirando la pelota al campo deportivo.

Lo cierto es que dos de los partidos de mayor riesgo se van a jugar en octubre (el 6 River vs Boca, y el 20 Central vs River). Nadie quiere correr riesgos en materia de seguridad teniendo en cuenta que el 21 de ese mes son las elecciones legislativas, pero tampoco nadie parece dispuesto a querer pagar el costo político de hacer perdurar una medida “anti popular” como prohibirle a una hinchada el ingreso a un estadio en partidos que quedan para la historia como los clásicos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.