Diabetes, una enfermedad que nos “afecta” a todos

Diabetes, una enfermedad que nos “afecta” a todos

Con motivo de celebrarse hoy 14 de noviembre el “Día Internacional de la Diabetes”, creo oportuno acercarles algunos comentarios que me parecen relevantes  acerca de esta enfermedad.

Para definirla en pocas palabras, podemos decir que la Diabetes es una enfermedad en la que nuestro organismo no puede manejar bien el azúcar y otros alimentos. Esto es secundario a una insuficiente producción de una hormona llamada insulina, a una dificultad de los tejidos del organismo para responder a la insulina, o a ambas situaciones.

De forma simple, podemos decir que existen dos formas de Diabetes. La Diabetes tipo I, que tienen generalmente los niños (pero también algunos adultos) y que se debe fundamentalmente a la falta de insulina; y la Diabetes tipo II, que tienen los adultos, y que está más relacionada con la alimentación y la obesidad. Otro tipo de Diabetes es la que aparece en la mujer embara-zada, la Diabetes Gestacional.

En nuestro país, se estima una prevalencia de Diabetes de alrededor del 9 % de la población, más de dos millones de personas.

Se estima también que el mismo número de personas están en riesgo de padecer esta enfermedad. Por lo que la prevención a este nivel es de extrema importancia. Porque en este grupo, la adopción de hábitos de vida saludables, retrasaría o evitaría el desarrollo de la enfermedad.

La asociación de la Diabetes con la enfermedad cardiovascular es tan estrecha – de hecho es la principal causa de la mortalidad en esta enfermedad- , que ha llevado a la Asociación Americana de Diabetes a definir a la Diabetes como una “enfermedad cardiovascular de origen metabólico” (metabólico se refiere a aquello de la incapacidad de manejar el azúcar y otros alimentos).

Al respecto, las cifras indican lo siguiente:
•    Se estima que hasta 3 de cada 4 pacientes diabéticos son además hipertensos.
•    La cardiopatía isquémica (la enfermedad de las arterias del corazón) es la principal causa de mortalidad de la población diabética. Hasta un 25% de los pacientes con cardiopatía isquémica son diabéticos. La complicaciones del Infarto Agudo de Miocardio son de 2 a 5 veces más frecuentes en los pacientes diabéticos.
•    La prevalencia de insuficiencia cardiaca es de 25 %, contra un 7 % en la población general; un riesgo de 2 a 5 veces el de la población general.
•    La hipertrofia ventricular izquierda (el engrosamiento de las paredes del corazón) aparece en un 15 a 35 % en pacientes diabéticos no hipertensos, lo que les confiere un riesgo adicional.
•    El 40 % de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular son diabéticos.  La mortalidad en el ACV se triplica en los diabéticos.
•    El riesgo de enfermen los riñones es 25 veces superior comparado a la población no diabética.
•    La polineuropatía diabética (que es la enfermedad de todos los cablecitos nerviosos que se distribuyen por el cuerpo) afecta al 40 % de los diabéticos a los 10 años de   evolución.
•    De un 15 hasta un 50 % de los pacientes con diabetes tipo II presentarán retinopatía diabética (enfermedad de la retina, en el ojo). A 20 años de diagnóstico, la totalidad de los pacientes con diabetes tipo I estarán afectados y más de la mitad de los pacientes con diabetes tipo II. En general, el 25 % de las cegueras son secundarias a Diabetes.

Todo lo anterior, pone de relieve lo importante que es la prevención, el diagnóstico oportuno y el tratamiento temprano de esta enfermedad.

Es también importante el hecho de que según la Organización Mundial de la Salud, el 80 % de la población diabética mundial se encuentra en los países de ingresos bajos o medios.

En nuestro país, según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, el menor nivel de ingresos se relacionó significativamente con la prevalencia de diabetes a nivel nacional, siendo en el estrato de ingresos de entre $ 0 y $ 1.750 de 10,3%, en el de $ 1.750 a $ 4.000 de 9,3% y en el de más de $ 4.000 de 7,3%”, esto es a menores ingresos, mayor prevalencia.

Existe también relación entre el nivel educativo y la prevalencia de Diabetes. Esta es del 7,4% en los que alcanzaron un nivel secundario o más y sube al 15,3% en los que tienen primaria incompleta.

Diabetes: Prevención y tratamiento

Es importante saber que, en la prevención y tratamiento de la Diabetes, juegan un papel fundamental las modificaciones del estilo de vida. Disponemos también de medicamentos que ayudan a controlar el azúcar y también la misma insulina.

La dieta y el ejercicio deben concebirse como un componente esencial del tratamiento de la Diabetes.

A través de la dieta se favorece el control de la glucemia (el azúcar), los valores lipídicos (las grasas, fundamentalmente el colesterol) la presión arterial y el peso. Además, disminuir el peso reduce el riesgo de Diabetes o retrasa la aparición de la enfermedad. Pero el objetivo primario no es recuperar el peso ideal. Los beneficios se obtienen a partir de una reducción de 5-6% del peso.

El ejercicio físico es una de las medidas más efectivas para mantener un peso saludable y por lo tanto para reducir el riesgo de desarrollar diabetes. Se calcula una prevalencia de sedentarismo de un 70% en la población general. La actividad física disminuye de un 40 a 60% la progresión de estados pre-diabéticos a Diabetes establecida. Entre sus efectos se destacan:
1-    Disminuye la glucemia (los valores de azúcar en sangre)
2-    Mejora el perfil lipídico, esto es mejora las cifras de HDL-colesterol (bueno) y baja el LDL colesterol (malo).
3-    Reduce la presión arterial
4-    Contribuye a la pérdida de peso
5-    Mejora el estado cardiovascular

Es muy importante también la educación para el autocontrol de la Diabetes, componente fundamental  para mejorar la evolución de la enfermedad y prevenir las complicaciones.

Asociación Diabéticos Unidos

En nuestra ciudad, la Asociación Diabéticos Unidos, viene desde hace años trabajando incansablemente en la difusión de las problemáticas referidas a esta enfermedad. Como toda Institución no gubernamental sin fines de lucro, ocupa un importante espacio que deja el corrimiento del Estado.

En estos momentos, su lucha a nivel Nacional es por la modificación de la Ley 23 753, de Protección a las personas con Diabetes, fundamentalmente en lo que hace a la provisión de las herramientas y medicación que aseguren un correcto tratamiento y control de la enfermedad, que es su lucha diaria con asociaciones de cobertura de salud, obras sociales o prepagas.

Si se entendiese a la salud como bien social, todos estaríamos involucrados en las soluciones de esta y muchas otras enfermedades.

Hasta pronto.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.