Política de entrecasa: Radicales en su salsa

Política de entrecasa: Radicales en su salsa

El radicalismo de San Francisco no logra aún salir de la crisis en que se vio sumido tras la derrota que sufriera Hugo Madonna en su búsqueda de una segunda reelección frente a Martín Llaryora en 2007.

A partir de ese momento, los radicales comenzaron a buscar caminos que les devolvieran la posibilidad de participar, con chances ciertas, de una elección municipal.

El paso de Madonna a las filas del kirchnerismo no favoreció ese proceso sino más bien profundizó las diferencias que se debaten en la casona de calle España.

En las municipales de 2011 buscaron una renovación a través de la candidatura de Luis Canalis, un hombre joven y bien reputado que no logró detener el empuje de un Llaryora que venía de una gestión considerada – por buena parte de la población –  como exitosa.

Es más, el radicalismo no logró retener ni siquiera el segundo lugar en la elección que les fue arrebatado por Mejor San Francisco a través de la candidatura de Damián Bernarte.

En vísperas de la renovación de autoridades municipales que se operará en 2015, seguramente a mediados de año, la situación de los boinas blancas no es la mejor.

Tiene una nueva conducción partidaria encarnada por Facundo Ferreyra, un hombre joven, con tradición radical aportada por su padre, el legendario “Pancho” Ferrerya.

Este dato, que debería abrir expectativas favorables, en realidad profundizó diferencias y desde el sector de Canalis, con eventual apoyo de la senadora Marta Nicolini, dicen que su acceso a la conducción radical no fue por elección interna ni consenso y lo acusan de ser la “cara visible” de una movida que tiene por detrás a dirigentes como el propio Madonna, Jorge Valdemarca, Gustavo Pistone y Pancho Ferreyra.

Este viernes asume oficialmente Ferreyra en un acto público que se hace en Unión Social para el cual están todas las tarjetas agotadas y se espera la presencia de dirigentes provinciales y regionales.

Ferreyra conducirá el radicalismo oficial hacia la elección del año que viene. Tiene que resolver si lo harán en solitario o en el marco de un frente electoral.

Para ir solos tienen la dificultad de no contar con un candidato “instalado” en la opinión pública. Madona fue lanzado como un globo de ensayo pero las repercusiones no fueron las mejores y las encuestas todavía le son esquivas al  ex intendente.

El propio Ferreyra aspira a ser candidato, pero todavía es un dirigente virtualmente desconocido para el gran público sanfrancisqueño.

Un acuerdo con Roffe pierde fuerza con esta conducción, en primer lugar porque si efectivamente, la vieja guardia radical tiene influencia, todavía le pasan factura por su pase al Juecismo en vísperas de la elección de 2007 y le achacan la derrota –aunque esto, para nosotros, no sea estrictamente así -.

Además, les molestó que Roffe ya hiciera pública su candidatura en representación de un Frente que armó con el macrismo y sin cerrar nada concreto con los radicales.

El grupo de Canalis, con apoyo de Nicolini, manifestó públicamente su descontento con la nueva conducción pero también se pronunció críticamente respecto de la alianza que promueven Roffé y el macrismo.

La propia Marta Nicolini dio algunas señales en el sentido de postularse para ocupar el principal sillón del Palacio Municipal.

Nada está claro en el radicalismo local, el debate interno está a full y ellos se sienten “en su salsa”.

Desde el oficialismo se frotan las manos. Saben que la perspectiva de una oposición dividida en tres fracciones relativamente fuertes favorece sus posibilidades.

Es que, en definitiva, en todas las elecciones, el debate conceptual subyacente gira en torno a las ideas de “continuidad” y “cambio”.

Los que apoyan la continuidad tienen claro a quién votar y si los que apoyan la idea de cambio se dividen en tres o cuatro partes, está claro quién se beneficia ¿No?.

One thought on “Política de entrecasa: Radicales en su salsa

  1. Profesor; coincido con usted en algunas cosas, pero me parece que no está bien informado. Usted es un comunicador serio y dar informaciones erradas no creo que sea su estilo. Atentamente

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.