Messi se refugia en Rosario mientras los hinchas preparan un banderazo

Messi se refugia en Rosario mientras los hinchas preparan un banderazo

Luego del terremoto informativo a nivel mundial que provocó su renuncia a la Selección, el jugador del Barcelona estará unos días en familia en su ciudad natal. Mientras, en las redes sociales cobra fuerza una iniciativa para que el sábado a las 18 la gente se junte en el Obelisco para pedirle a Messi que no se vaya.  La propuesta tendría sus replicas en Córdoba, Rosario y otras ciudades del país.

Tras la llegada del plantel de la Selección Argentina al país, los futbolistas quedaron concentrados en Ezeiza, pero ayer ya fueron liberados para comenzar sus respectivas vacaciones.

Messi viajó a primera hora a Rosario para refugiarse en el amor de su familia algunos días. Lo hizo en un vehículo particular, que él mismo manejaba. Aunque en las últimas horas no se supo ninguna información de La Pulga, se filtró una imagen del jugador en el peaje de Campana rumbo a su ciudad natal.

En la foto, de este martes a la mañana, se ve a Lionel con vestimenta de la Selección Argentina y a su lado a Antonella Roccuzzo, su mujer, durmiendo. También apareció un video casero del propio Messi firmando autógrafos desde arriba de su auto al llegar a la casa de un familiar.

Las repercusiones, en tanto, continúan en las redes sociales y sigue siendo el tema más comentado. Ahora va tomando fuerza una propuesta para hacer un banderazo multitudinario en las principales ciudades del país con el objetivo de que el astro del Barcelona revea su decisión y siga jugando con la celeste y blanca.

Desde Twitter están convocando para este sábado a las 18 en el Obelisco, y la movilización promete ser masiva. Además en otras ciudades también se están organizando, como en Córdoba y la mismísima Rosario (donde Leo está actualmente).

Desde que Messi tiró la bomba y anunció su decisión, todo el arco deportivo, artístico y hasta político salió a respaldarlo y a pedirle que siga. Hasta el momento no lograron que cambie de opinión. El sábado será el turno de los hinchas que lo bancan a muerte. Probablemente no alcance. Tal vez el único que pueda torcerle la decisión no sea una persona sino algo absolutamente intangible: el tiempo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.