Se tensa la situación con los docentes en Santa Fe

Se tensa la situación con los docentes en Santa Fe

Los maestros de las escuelas públicas y privadas de la provincia llevan adelante hoy una medida de fuerza  que incluye, además del paro, una marcha en la capital santafesina. Desde los gremios subieron el tono y apuntaron contra el gobernador Miguel Lifschitz, quien se negó a reabrir las paritarias descartando también un bono de fin de año.

Los docentes de los establecimientos educativos de la provincia de Santa Fe vuelven a realizar hoy una demostración de fuerza, llevando adelante un nuevo paro de actividades por 24 horas. Además habrá una marcha en la capital santafesina que será multitudinaria y advirtieron que lanzarán nuevas medidas si no hay un cambio de postura por parte del gobierno socialista.

Es que a la negativa a reabrir la negociación paritaria, se sumaron las declaraciones del gobernador Lifschitz descartando de plano un bono de fin de año, crispando aún más las relaciones con los sindicatos Amsafé y Sadop.

Javier Almirón, secretario de prensa de Amsafé provincial, señaló que esperan “que a partir del paro se pueda generar un espacio de reapertura de la discusión paritaria”. “Tenemos muchos puntos para discutir y llevar a esa mesa. Obviamente está lo salarial, en función del atraso que tiene el poder adquisitivo de los docentes con respecto a la inflación, pero también otros puntos”, dijo el dirigente e hizo hincapié en la reforma del sistema previsional que afecta negativamente a los estatales de Santa Fe, ya que pasarían a formar parte del régimen nacional perdiendo el 82 por ciento móvil que cobran actualmente.

“Estamos en contra del decreto 894 que firmó (el presidente) Mauricio Macri que le da 120 días de plazo a la provincia para modificar criterios de jubilación: esto es elevar la edad jubilatoria, la cantidad años de aporte, los años biológicos y modificar a la baja, perdiendo el 82% móvil”, criticó.

El secretario de prensa recordó también que “en febrero y marzo Lifschitz se había comprometido a reabrir las paritarias si el poder adquisitivo del salario docente quedaba por debajo de la inflación, situación que el gobernador ha reconocido”. Los docentes acordaron en marzo pasado un aumento de entre el 32 y el 35 por ciento cuando la inflación anual supera el 43 por ciento.

Martín Lucero (secretario de Sadop), afirmó por su parte que no reabrir las paritarias sería “agravar aún más la situación de depresión de los salarios de los trabajadores y es terriblemente grave la actitud del gobierno de Santa Fe”. “El propio gobernador ha reconocido la escalada inflacionaria y está incumpliendo el acta paritaria que decía, básicamente, que se iban a discutir salarios si la inflación crecía de forma exponencial. Encima dicen que tampoco van a dar un bono”, agregó entre enojado e indignado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.