Las redes sociales en el trabajo. ¿Qué uso le damos en Arroyito?

Las redes sociales en el trabajo. ¿Qué uso le damos en Arroyito?

Los resultados de un estudio realizado por la Universidad Abierta Latinoamericana [UIA] dados a conocer a mediados del año 2015, indica que más del 60% de los argentinos hace uso de las redes sociales durante su horario de trabajo. ¿Qué dicen que hacen? El 42% segura que obtiene información, un 27% los usa para interactuar con otros usuarios en tiempo real y un 15%, sólo por distracción.

Además, el estudio indica que de ese 60% que usan las redes en su trabajo, el 36% lo hace de manera habitual, mientras que un 29%, sólo en casos excepcionales. La investigación revela, además, que el 47,1% elige Facebook; el 9,1%, Twitter, y el 8,1%, LinkedIn. Mientras que el 32,5% prefiere otras redes. Por otra parte, el 44% afirma que suele consultarlas desde su celular.

Durante el año pasado la Escuela Dr. Dalmacio Vélez Sársfield desde las asignaturas Formación para la Vida y el Trabajo y Tecnologías de la Información y la Comunicación [ambas del 4 año del Ciclo Orientado en Economía y Administración] realizó un estudio en nuestra ciudad sobre el uso de las redes sociales y dispositivos móviles en el ámbito laboral. El mismo estuvo coordinado por los Prof. Eduardo Van Cauteren, David Ludueña y quien escribe esta Columna.

Se trabajó sobre el procesamiento de 190 entrevistas y fueron informantes clave miembros de las gerencias de Arcor SAIC, del Centro Comercial e Industrial Arroyito y la CESPAL, con quienes nuestros alumnos trabajaron las políticas institucionales sobre el uso de redes y dispositivos.

El estudio reveló los usos laborales más frencuentes de redes y dispositivos en Arroyito: un 33% para “comunicarse con los clientes”, un 22% para “comunicación interna”, un 15% para la “venta de productos”, otro 15% para “mostrar los productos” y un 15% respondió que “no le dan uso”. Observamos, entonces, que un 63% lo usa para comunicarse con los clientes y para la oferta y venta de los productos.
Preguntados sobre qué consecuencias podría tener el uso de las redes sociales en el trabajo sin pautas claras y controles adecuados, el 25% opinó “pérdida de tiempo”, el 17% “incumplimiento en las tareas”, el 13% “errores en la tareas” y un 14% “accidentes”. Mientras, un 31% “no avisora consecuencias especiales”.

Ante la consulta si conocían se hubiera aplicado algún tipo de sanción por el uso abusivo de redes y dispositivos, el 19% respondió que “sí”. Y en relación a la frecuencia de uso un 71% respondió que “menos de dos horas”, seguido por un 17% que indicó “entre 2 y 4 horas”.

Además del uso propiamente laboral se les consultó sobre si hacían otros usos a de las redes y dispositivos, a lo que un 31% respondió que “le da un uso personal” y un 8% las utiliza “con fines recreativos” y de “recupero de energía en medio de la jornada laboral”.

Respecto a los permisos de uso y el control que ejercen las organizaciones, un 40% afirmó que pueden usar [redes y dispositivos] “sin control alguno”, un 29% sólo “en momentos de descanso” y un 18% indicó que las organizaciones donde trabajan “prohíben su uso”.

Del total de los entrevistados un 92% respondió que “cuenta con celular con pantalla táctil” y con “plan de datos [3G, 4G]”, un 64% “posee computadora en su trabajo”, un 18% posee “más de un celular” y en un 20% el mismo es “provisto por la empresa/organización”.

Consultados sobre si la organización en la que trabaja vende productos por internet, el 76% respondió “afirmativamente”. De ese total un 30% comercializa sus productos y servicios por medio de un “sitio web propio de ventas online”, otro 30% por “Facebook” y un 10% “Mercado Libre”.

A los fines laborales un 60% prefiere comunicarse por “llamada telefónica”, un 32% por “mensaje escrito de WhatsApp”, un 4% por mensaje de “texto tradicional”, un 3% por “mensaje de voz de WhatsApp” y un 1% por “mensaje privado de Facebook”.

Al preguntar cuál es el medio habitual por donde consultan las redes sociales un 73% lo hace “por medio del celular”, un 27% “por computadora” y nadie por “tablet”; el “Facebook” es la red social más utilizada. Un 55% de los entrevistados indicó que responde correos electrónicos en su lugar de trabajo.

Finalmente, un 63% se mostró favorable a permitir el acceso a las redes sociales en el trabajo y considera que el uso de las mismas no afecta el rendimiento laboral.

Si bien la valoración positiva sobre las de redes sociales y dispositivos móviles en el ámbito laboral va en crecimiento, no menos real es que aún hay reparos sobre su uso: fundamentalmente porque son percibidas como herramientas que afectan la productividad en el ámbito laboral, algo que parece caerse a partir de la misma opinión de los entrevistados quienes no ven incovenientes en hacer usos paralelos: laborales, personales, recreativos.

“Observamos que la mayoría de los empleados incorporan las redes como una herramienta más al ámbito laboral y las usan no sólo para conseguir información de manera inmediata, sino también para generar contactos que pueden ser aprovechados luego por la misma empresa”, señala Sergio Doval, director del Programa de Opinión Pública de la UAI, para desmitificar el uso improductivo de las redes.

Las organizaciones no desconocen que sus empleados hacen uso de redes y dispositivos en horario laboral con fines personales, sin embargo son pocas las que tienen políticas claras al respecto.

Javier Ferrero, de la consultora tecnológica Druidics, reconoce que en el pasado evaluaron el tema. “Nos dimos cuenta de que todos necesitamos esa dosis de distracción para volver a encauzar la energía. Además, cualquier cosa que se niegue se desea más aún, así que decidimos no hacer nada al respecto”, cuenta.

Ante una era en donde lo digital gana espacios a pasos agigantados, es importante que las organizaciones incentiven el correcto uso de las redes por parte de sus colaboradores con políticas y procedimientos claros. El desafio está lanzado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.