Las elecciones a “medio término” y un “costo a evitar”

Las elecciones a “medio término” y un “costo a evitar”

Corresponden en este año el desarrollo de las denominadas elecciones a “medio término”, llamadas así porque se desarrollan coincidiendo con la mitad del mandato del Presidente de turno. En nuestro país parece que anticiparan el fin de los tiempos, incluso el propio gobierno analizó la posibilidad de suspenderlas. En cualquier otro, que cuente con un sistema partidario legitimado, son un síntoma saludable de participación ciudadana, no un costo a evitar.

Estas elecciones a “medio término” se componen de dos momentos, uno en agosto y otro en octubre.  El primer compromiso electoral corresponde a las elecciones primarias abiertas y simultáneas [PASO], que fueron creadas en el 2009 y este año se realizarán el domingo 13 de agosto. En esta elección se definen básicamente dos cuestiones: cuáles partidos están habilitados a presentarse a las elecciones nacionales, que según la ley son aquellos que obtengan al menos el 1,5% de los votos válidamente emitidos y cómo quedará definida la lista que representará a cada partido político, de ahí lo de interna abierta.

Cuestionar a las PASO porque los partidos evitan competir en ellas y son muy caras, carece de racionalidad. En general, somos campeones en menoscabar las herramientas electorales en lugar de perfeccionarlas. Desde el mismo gobierno nacional [y no pocos comunicadores con horas de pantalla nacional y extensiones de papel provincial] aseguraron que las PASO son costosas y no se usan y por ello buscarían derogarlas en 2019. Sin embargo la realidad parece decir otra cosa: las elecciones primarias del 13 de agosto servirán para que haya competencia efectiva de candidatos a diputados nacionales en 41 partidos políticos en 18 provincias. Para senadores, la disputa abarcará a 4 fuerzas. En total habrá 45 PASO en los 24 distritos para cargos nacionales, a razón de 1,9 en cada uno.

Y estas 45 elecciones se dan a pesar que los grandes frentes electorales se las arreglan para no competir. Y en esto coinciden oficialismos y oposiciones de todos los colores.

Cambiemos, tendrá 9 primarias en el país. Serían 11 si no hubiera rechazado la candidatura a diputado del radical Jorge Boasso en Santa Fe y el de Martín Louteau en la Capital Federal. Ambos participarán por fuera de Cambiemos. “La conducción de la UCR permitió que el PRO la presionara a bajar listas en muchas provincias y evitar PASO para legisladores nacionales, provinciales y concejales”, sostuvo el diputado Ricardo Alfonsín.

Por el lado de la oposición, la ex presidenta Cristina Kirchner le negó las PASO a Florencio Randazzo en Buenos Aires; le “regaló” el sello del peronismo y armó una agrupación nueva. Todo en el mismo combo.

Pensar que más elecciones sólo sirven para dificultar la marcha del gobierno es una bobada tan grande como creer que son inútiles porque los dirigentes políticos evitan la competencia electoral pese a que ellos sancionaron la ley. Sirven, y son el único sistema viable para legitimar candidaturas.

Las elecciones en Córdoba. El 10 de diciembre a 9 de nuestros 18 diputados se les vence el mandato, por lo tanto debemos elegir quienes los sucederán. Para ello, el próximo 13 de agosto participarán 11 agrupaciones y habrá “internas” en sólo dos: Cambiemos y P.A.I.S. En la primera, la confrontación será entre Baldassi [Macri + Mestre] y el dirigente alfonsinista Dante Rossi, quien [de mínima] debe conseguir el 30% de los votos para alcanzar el lugar de la minoría en la boleta de diputados nacionales por Cambiemos. Estas 11 agrupaciones buscarán elegir sus candidatos para participar en octubre por las 9 bancas de diputados que se ponen en juego. Además de Cambiemos, participan Unión por Córdoba, el Frente Córdoba Ciudadana, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Encuentro Vecinal, Izquierda al Frente, Generación para un Encuentro Nacional, Somos, el Partido Humanista, Primero la Gente y el partido P.A.I.S. Todas las fuerzas deberán superar en las PASO el 1,5% que impone la ley para quedar habilitadas a participar de los comicios generales.

¿Con qué documentos se puede votar en las PASO? Los documentos habilitantes son: Libreta de enrolamiento/libreta cívica; DNI libreta verde; DNI libreta celeste; Tarjeta del DNI libreta celeste y el Nuevo DNI tarjeta. No se permitirá el voto de ciudadanos cuyo documento corresponde a un ejemplar anterior al que figura en el padrón electoral. Si se admitirá el voto de quien se presente con una versión posterior al documento que figura registrado en el padrón. El elector puede votar presentándose con libreta de enrolamiento o libreta cívica siempre que no haya gestionado el DNI. También podrá votar si se presenta, por ejemplo, con un DNI triplicado y en el padrón figura que se le otorgó un duplicado. No podrá hacerlo, cuando se presente a votar con un DNI libreta verde, habiendo gestionado el nuevo DNI tarjeta. Para las elecciones primarias y nacionales, NO es obligatorio el cambio del DNI, deberá utilizar el que tiene actualmente, siempre y cuando el estado del mismo sea bueno.

¿Quiénes deben/pueden votar? Los argentinos nativos y por opción desde los dieciséis (16) años y los argentinos naturalizados desde los dieciocho (18) años, siempre que figuren en el padrón electoral y exhiban documento habilitante. También podrán votar los procesados que se encuentren cumpliendo prisión preventiva; y los argentinos residentes en el exterior que se hayan inscripto.

¿Qué pasa sino voto? Quien no hayan emitido su voto – porque ese día estaba a más de quinientos (500) kilómetros de distancia del lugar donde debía votar, por ejemplo – debe asistir a la secretaría electoral correspondiente al distrito de su domicilio para justificar su abstención, con la documentación que acredite el motivo de la falta. La falta de justificación hará que el infractor sea incluído en el Registro de infractores al deber de votar.

¿Sino voto en las PASO puedo votar en las elecciones generales del 22 de octubre? Si, puede votar en las elecciones generales, sin embargo deberá justificar la no emisión del voto en las primarias.

¡Hasta la próxima!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.