Empezó el juicio a Los Monos y piden duras penas para los líderes

Empezó el juicio a Los Monos y piden duras penas para los líderes

En un histórico acontecimiento judicial, arrancó en Rosario el juzgamiento a los integrantes de la famosa banda que operaba en la región centro del país. Se intentará probar que conformaban una asociación ilícita que cometía todo tipo de delitos ligados al negocio de la droga. La fiscalía pidió 41 y 24 años de prisión para los jefes.

El proceso oral y público, que estaba programado para ayer a las 9 AM, comenzó casi tres horas después por una protesta de los acusados por las condiciones de detención en el subsuelo del edificio donde se los juzga. Se rompieron las ropas y se desnudaron para negarse así a asistir a la sala. Con esta actitud lograron que el Tribunal acceda a que vuelvan a la cárcel de Piñero, donde querían estar alojados.

Una vez comenzado el juicio, cerca del mediodía,  el primer planteo de la defensa fue recusar a dos jueces del tribunal, en una situación que se podía prever y que tenía como objetivo para la fiscalía “dilatar los tiempos del proceso”.

Los magistrados del tribunal no dieron lugar a ese pedido de recusación, como tampoco al intento de declarar la nulidad absoluta del proceso, objetando las escuchas telefónicas que formarán parte del material probatorio.

Superadas estas instancias, llegó el turno de los alegatos. Allí, la parte acusadora solicitó duras penas para los supuestos líderes de la banda. La fiscalía pidió penas de 41 años de prisión efectiva para Ramón Ezequiel “Monchi” Machuca y 24 años para Ariel Máximo “Guille” Cantero por los diferentes delitos que se le imputan.

La diferencia entre ambas condenas está dada en el hecho de que “Monchi” Machuca está considerado no sólo el jefe de la asociación ilícita, sino el autor intelectual y organizador de cuatro crímenes, mientras que para el caso de “Guille” está imputado por cohecho y la posible participación en un homicidio.

El resto de los implicados, en el que hay incluidos 13 policías, recibieron pedidos de penas más leves: entre 12 y 6 años.

El juicio se estima que finalizará en marzo del año que viene, después de que declaren más de 280 testigos. Recién en abril estaría la sentencia. La fiscalía intentará “probar las responsabilidades de cada uno en la supuesta asociación ilícita: quiénes lideraban, quiénes integraban como testaferros o en distintas categorías; y también la participación que han tenido en cinco homicidios”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.