Año electoral: camino al primer compromiso

Año electoral: camino al primer compromiso

Una inflación que mantiene su tendencia al alza, un dólar que superó – al momento de escribir esta columna – el pico histórico del 7 de marzo alcanzando los $ 43,60 en su sexta suba consecutiva. Un desempleo que golpea a más de un millón setecientas mil personas y la actividad económica en caída libre. En ese contexto comenzamos a vivir el intenso cronograma electoral de este 2019, que tuvo su primer punto de inflexión el pasado 23 de marzo cuando venció el plazo para la presentación de candidatos en nuestra provincia.

Todo indica que la batalla electoral de fondo la darán Hacemos por Córdoba [Schiaretti para la provincia y Llaryora para la capital] y las dos expresiones en las que quedó fragmentado Cambiemos: Córdoba Cambia [Negri para la provincia – Juez para la capital] y la Unión Cívica Radical [Mestre para la provincia – De Loredo para la capital]. Que Cambiemos no haya podido consolidarse como una oferta electoral en la provincia, le allanó el camino hacia la reelección al actual Gobernador.

El todo terreno Martín Llaryora, cuyos inicios políticos se remontan a la Intendencia de Jorge Bucco [tres veces Intendente de su natal San Francisco], buscará dejar en manos de Hacemos por Córdoba la Intendencia de la Capital y, con ella, todo el poder provincial en manos del peronismo y sus aliados.

Las negociaciones entraron en estado de ebullición cuando Llaryora encontró una férrea resistencia a la incorporación como su compañera de fórmula a Olga Riutort, posibilidad que fue vetada por el Gobernador y su influyente esposa, que controla el PJ de la Capital. Alejandra Vigo, incluso, logró colar en la lista de candidatos al Concejo Deliberante capitalino a una mayoría de ediles que le responden. En el hipotético caso de ganar, Llaryora lidiará con esa mayoría para obtener las ordenanzas que necesite para gobernar.

El que todos los sondeos de opinión le auguren al Gobernador un camino seguro hacia mayo, no fue excusa para que jugara todo a ganar. Sólo se así se entiende que pusiera en la cancha a los pesos pesados de su gabinete, quienes ofician de añosos jefes territoriales en el interior provincial. Además, trabó acuerdos con algunos que en el pasado jugaron para las huestes de los Kirchner en Córdoba. Los casos más emblemáticos son Martín Gill, quien irá por la reelección en Villa María y Eduardo Acastello, candidato de Hacemos por Córdoba en el Departamento San Martín, otrora esquivo a la desaparecida Unión por Córdoba.

Hacemos por Córdoba, precisamente, recoge el armado de Unión por Córdoba, ampliándola a nuevos aliados. Para algunos el precio de remozar a la imbatible alianza fundada por De la Sota fue caro. Entre los 20 primeros lugares de candidatos por distrito único, 4 fueron para los recién incorporados, ente ellos el ex UCR Intendente de Carlos Paz Esteban Avilés.

“Entre todos y todas vamos devolver a Córdoba al camino del trabajo, del desarrollo y de la justicia social. Todas las fuerzas populares juntas para construir el futuro de nuestra provincia!” Aún se lee en la cuenta de twitter del Diputado Nacional Pablo Carro. La publicación está fechada el 22 de marzo. Dos días después, por la misma red social, comunicó que “Desde el Frente Córdoba Ciudadana comunicamos a la sociedad de Córdoba que en el día de hoy hemos decidido no participar de las elecciones provinciales del 12 de mayo.”

Desde entonces las especulaciones sobre las razones han sido muchas: que responde a un acuerdo entre Cristina Fernández de Kirchner y el Gobernado Schiaretti, que el kirchnerismo en una provincia refractaria a sus ideas como Córdoba no quiso arriesgar –camino a octubre- otro resultado amargo como el de Neuquén, que es una jugada del kirchnerismo a favor de la unidad…

Arroyito sigue relegada en el juego de las grandes ligas. Una de las ciudades productivas más importantes del interior provincial sólo logró colar al actual intendente como candidato 9 en la lista que encabeza Ramón Mestre, con escasas posibilidades de ingresar a la Legislatura Provincial. En el armado de listas, sin distinciones partidarias, pesan más lo acuerdos que la gestión.

¿Qué se elige el próximo 12 de mayo en Córdoba? Gobernador, Vicegobernador, 70 Legisladores [26 correspondientes a cada uno de los departamentos en los que se divide la provincia, 44 por distrito único], el Intendente de Córdoba Capital y de algunas comunidades del interior provincial en las que no está incluida nuestra Ciudad.

¿Quiénes pueden votar? Voluntariamente los mayores de 16 y menores de 18 y los mayores de 70. La novedad en estas elecciones la trae la conformación del electorado provincial. Por una ley de 2016, podrán ser electores voluntarios en la elección de Gobernador y Legisladores los mayores de 16.  Desde los 18 años, el voto sigue siendo obligatorio

¿Quiénes pueden y deben votar? Los mayores de 18 y los menores de 70.

¿Con qué se vota? Con la Boleta Única de Sufragio, en formato papel. Cuyo uso explicaremos en la próxima Columna. ¡Hasta entonces!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.