Prospectivas

Prospectivas

Recientemente en el acto de la inauguración de la sede del Partido Justicialista local el Vicegobernador SCHIARETTI, que no oculta sus intenciones de ser el candidato a Gobernador por ese partido en las elecciones de 2007, anunció la intención de recuperar la Intendencia local en la renovación comunal del mismo año.

A lo largo de los seis años de gestión como Intendente de nuestra ciudad Hugo MADONNA supo consolidar una excelente relación con el Gobernador DE LA SOTA que va más allá de lo meramente institucional, la que fue funcional a los intereses de uno y otro. Tanto es así que, en ocasión de revalidar los títulos por parte de aquel, quienes quisieron representar al justicialismo local tuvieron del gobierno provincial un apoyo que ni siquiera fue tibio.

Por su parte la excelente relación del Gobernador con nuestro Intendente y otros del mismo origen le ha permitido a aquel ignorar olímpicamente a las autoridades oficiales de la UCR sin que se le pueda reprochar falta de diálogo con la oposición.

No sabemos si las expresiones vertidas por el nombrado reflejan la voluntad del actual Gobernador, las intenciones propias de quien ya actúa como candidato ó fueron solo expresiones formales propias del acto del acto partidario que se llevaba a cabo.

Dentro del justicialismo se presentan visiblemente como posibles alternativas del poder que incuestionablemente controla el Gobernador solo dos. Una Juan SCHIARETTI y la otra Olga RIUTORT. Aquel juega sus fichas para intentar alzarse con el premio mayor en la próxima renovación gubernativa al amparo tanto de que DE LA SOTA no puede constitucionalmente optar por la re-reelección y esta intenta posicionarse localmente en la ciudad de Córdoba para aspirar ser la alternativa de Luis JUEZ.

Uno y otra desafían el poder hegemónico que ostenta el Gobernador. Esta ha roto con él no solo su relación matrimonial sino que opera en abierta contraposición con la política que lleva adelante su ex marido, habiendo formado una corriente interna que le responde a ella directamente. Su reciente reclamo público por la inclusión de Patricia VACA NARVAJA en la lista del justicialismo, fruto del acuerdo con KIRCHNER, es la prueba indubitada de que no visualiza su futuro político transitando por el mismo camino que el Gobernador y que no le interesa respetar las condiciones que éste haya acordado con el Presidente. No resulta fácil imaginar que si logra un triunfo en la capital de nuestra provincia su próxima meta será la propia Gobernación, cargo al cual SCHIARETTI, en caso de ser consagrado Gobernador, no podrá ser reelegido por haber con el actual mandato agotado sus posibilidades.

SCHIARETTI, si bien no ha anunciado formalmente su deseo de ser quien suceda a DE LA SOTA en la Casa de las Tejas, se presenta como el mejor posicionado en la carrera sucesoria y no ha querido arriesgar sus posibilidades siendo candidato a Diputado Nacional en octubre próximo como se le ofreció. Aunque esa elección no parece que implique riesgo para el justicialismo, que se prepara para una victoria cómoda, aquel cargo lo obligaría a permanecer bastante tiempo fuera del lugar en donde ocurren las cosas que a él le interesan. No sea que ocurra lo del dicho popular “El que se fue a Sevilla…”.

Es una constante que caracteriza nuestra política que quienes ocupan posiciones de poder aspiran a continuar en las mismas por todo el tiempo que sea posible, forzando, si es necesario, la constitución y las leyes para lograr ese objetivo. Todo el que llega es, por lo menos para quedarse, aceptando resignar posiciones sólo cuando es inevitable o cuando obtiene ventajas en el cambio. Como los sectores internos partidarios se constituyen alrededor de lealtades personales y estas se anudan conforme la inserción en la estructura del poder que logran los adherentes, tales adhesiones personales al jefe de turno son altamente volátiles. No hay lealtades sino intereses permanentes. Aquellas suelen durar tanto como el jefe se mantiene en el poder.

DE LA SOTA sabe que a partir del momento en que él indique quien será su sucesor en el mando comenzará la migración de adherentes al nuevo polo de poder. Por ello es lógico esperar que demorará tanto como pueda ésa decisión. Entre tanto tratará de tejer una trama de lealtades que le permita intentar gobernar la provincia nuevamente en 2011 ya que su opción a ser candidato a suceder a KIRCHNER en ésa época choca con el hecho de que el actual Presidente querrá buscar su reelección y que, salvo episodios por ahora no imaginables, él será el candidato del peronismo. SCHIARETTI será entonces el gran elector que deberá elegir entre DE LA SOTA y RIUTORT. ¿Qué imaginará aquel para condicionar a su casi seguro sucesor?. ¿Habrá una “pata radical” en la fórmula justicialista del 2007?.

En lo que toca a nuestra patria chica debemos interrogarnos si el Vicegobernador intentará colocar a uno de sus hombres en San Francisco como parte de la consolidación de un poder independiente del delasotismo. Es casi natural suponer que el justicialismo intentará recuperar Río IV y San Francisco y que en nuestra ciudad quiera “poner toda la carne en el asador”. ¿Cómo jugará sus cartas Hugo MADONNA? ¿Intentará un tercer mandato o propiciará la candidatura de uno de los tres médicos que formal su actual equipo de gobierno y que aspiran a sucederlo?.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.